domingo, octubre 13, 2013

Muy emotiva fiesta a la Virgen del Rosario

Zapotlanejo, Jal.- En una fiesta religiosa que se distinguió por emotiva, más de cinco mil personas participaron este 7 de octubre en la celebración de la Virgen del Rosario en Zapotlanejo. En una multitudinaria ceremonia, presidida por el Cardenal José Francisco Robles Ortega y la presencia de los sacerdotes de la localidad, la población como de costumbre se volcó en su veneración por Nuestra Señora del Rosario, Patrona de la parroquia más antigua del municipio.
En el espacio de la explanada a un costado del templo parroquial, que lució espléndida, la feligresía vivió emocionada el paso de la imagen de la Virgen del Rosario, que fue llevada desde su sitio en el templo hasta el estrado, donde se llevó a cabo la celebración eucarística. Le abrían paso la banda de guerra, un grupo de pequeñitas ataviadas con capas y coronas y un cuerpo de danzantes. Cuando hizo su llegada la imagen, llovían los aplausos y las porras.
Habló el cardenal de la gracia de Dios al reunir a tantas familias de Zapotlanejo para celebrar la santa misa y su mensaje se encaminó a la familia para que siga el camino del bien.
Al cardenal se le vio emocionado por la multitud que abarroto el lugar, mencionando que se llevaba este gran recuerdo de gratitud de la gente de este lugar.
Luego de la misa, en el mismo lugar se llevó a cabo el tradicional concurso de canción ranchera y al terminar se quemó el típico castillo de fuegos artificiales, mientras en la plaza principal se podía disfrutar de la verbena con música, comida y golosinas.

El templo

Es el icono que representa a Zapotlanejo, la imagen que se queda en la memoria del turista que lo visita y admira esta bella parroquia…
De fachada neoclásica y una torre del campanario de estilo mudéjar, rematada en una corona del estilo de las monarquías europeas. Se empezó a construir en 1710 y se concluyó en 1790, aunque la torre tardó un poco más, iniciándose en 1880 y concluyéndose en 1896.

Es un edificio en forma de cruz latina con muros construidos en cantera de color blanco tinajero; es de fachada sencilla, sin imágenes y es el emblema de Zapotlanejo; en el interior, el altar principal está compuesto con columnas adosadas y ovuladas, filigrana dorada y un nicho con remates dóricos en el que se encuentra la imagen de tamaño natural de la Virgen del Rosario y arte sacro como un cuadro de San Vicente de Paúl sin autor más cuatro cuadros de los evangelistas en sus episodios de historia sagrada, del autor Juan Guerra. Cuenta con dos capillas: al sur la del Sagrado Corazón y al norte la de Santa Ana y San Joaquín.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes