Google+

miércoles, junio 20, 2007

Dieron taller sobre violencia intrafamiliar

Por Georgina González Ontiveros.- Reconocer los tipos de violencia y saber reaccionar ante cada una, así como evitar propagar el ciclo de la violencia dentro de las familias, fueron los temas que se trataron en el taller de Capacitación y Sensibilización en Violencia Familiar que se llevó a cabo este jueves 14 en Tepatitlán, organizada por el Instituto de la Mujer municipal.
Impartido por la especialista Fabiola Morales Salazar, ex colaboradora del Instituto Estatal de las Mujeres en Jalisco, el taller contó con la asistencia de alrededor de 40 personas, pues aunque fue gratuito, el cupo fue limitado, con la finalidad de hacer más dinámico el intercambio de información.
En el taller se habló sobre la definición de la violencia y las diferentes formas en que puede presentarse. Así, explicó la exponente Fabiola Morales, la violencia puede definirse como un acto u omisión de un acto intencional para controlar, someter o dominar a otra persona, que trasgrede un derecho de la víctima y causa un daño.
La violencia, se dijo, es considerado un problema de salud pública. Se calcula que 8 de cada 10 mujeres sufren algún tipo de violencia. Además, crea un círculo vicioso en el que la víctima ejerce también violencia contra otros miembros de la familia más indefensos, como es el caso de los hijos, cuando son agredidas por sus parejas, padres o hermanos.

Volver a aprender

Los tipos de violencia son muchos, pero pueden ser englobados, hablando de maltrato intrafamiliar, en violencia psicológica o verbal, física, sexual y económica, y al momento de presentarse dentro de una pareja o familia, una sola o la combinación de varias acarrean consecuencias desastrosas para los involucrados en este círculo, tanto física como emocionalmente.
La especialista destacó que en el caso de las personas maltratadas por sus parejas, la violencia resultante de la víctima respecto a quienes considera más indefensos que ella, generalmente los hijos, es incluso más cruel que la agresión original, debido a la fragilidad de los pequeños afectados, que a su vez, mostrarán la misma conducta en otros campos, como la escuela.
Sin embargo, explicó Morales Salazar, al ser la violencia un comportamiento aprendido, pues no se da de manera espontánea, es posible lograr que el victimario reaprenda a resolver los conflictos sin violencia de por medio, lo cual es la meta de las terapias familiares que se llevan a cabo en los centros de atención a la violencia intrafamiliar, aunque desafortunadamente, en muchos casos es necesario la intervención legal para separar a las familias por el peligro de que se suscite una tragedia.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes